Climáticamente neutral
Material sostenible
Envío gratuito a partir de 200 €
Pedido de muestras

Papel de hierba

Imagina que el planeta tuviera pelitos y que pudiéramos utilizarlos para fabricar productos sostenibles. ¿Suena absurdo? De hecho, cortar la hierba es un poco como cortarse el pelo: en cuanto se recorta, empieza a crecer otra vez. Aquí te contamos qué puede fabricarse con hierba y por qué es superior en términos de sostenibilidad a su hermana mayor, la madera, especialmente en la producción de papel.

La hierba, la melena verde de la Madre Tierra

Las hierbas se encuentran entre las plantas cultivadas más antiguas del planeta y cubren grandes superficies en casi todo el mundo. Las praderas y pastos que conocemos están formados en su mayoría por hierbas dulces y amargas, que contribuyen a la diversidad de la tierra con sus aproximadamente 10 000 especies.

La hierba es un recurso de gran disponibilidad, también a nivel regional. Las zonas compensatorias establecidas por la legislación de edificación suelen plantarse con prados y solo se siegan para mantenerlos cuidados. Algunos pastos agrícolas tampoco son adecuados como forraje, a causa de su bajo contenido nutricional. Son precisamente estas superficies las que se utilizan para producir nuestro papel de hierba.

Con la mayoría de las hierbas se tarda entre 2 y 4 semanas desde la germinación hasta la primera siega, tras lo cual la planta necesita unos 2 meses de descanso para formar nuevos tallos y nuevas raíces.

Propiedades especiales del papel de hierba

  • Es biodegradable
  • Es respetuoso con el clima, por su producción local y sin químicos
  • Es sostenible
  • Regula la humedad
  • Es transpirable
  • Su producción consume menos energía y agua que el papel convencional

Novedad verde en el sector de los envases

El valor de la hierba se subestimó durante mucho tiempo y apenas se utilizaba fuera de la agricultura y la ganadería. Pero lo que antes parecía una desventaja, resulta ser una ventaja para la producción de papel: gracias a su corta longitud de fibra, la hierba puede transformarse de forma fácil y rápida en pellets, que posteriormente se utilizan para producir papel de hierba. En ecobiopack encontrarás distintos productos fabricados con papel de hierba, tales como las láminas no blanqueadas para hamburguesas o wraps y las pajitas ideales para bebidas frías.

¿Por qué el papel de hierba es tan sostenible?

Por lo general, este papel se fabrica a partir de fibras de madera frescas. Antes de poder procesarlas, deben ser liberadas de su adhesivo natural, la lignina, con ayuda de productos químicos y agua. Por supuesto, una gran parte de la demanda actual de papel también se cubre mediante el reprocesamiento de residuos de papel. Pero esto también requiere procesos de limpieza química. Por el contrario, al procesar hierba es posible prescindir totalmente del uso de productos químicos, ya que el contenido de lignina es considerablemente menor. El esfuerzo mecánico también es mínimo. Menos sustancias químicas y menos electricidad para el procesamiento mecánico ya son dos buenos motivos por los que el papel de hierba es un producto estrella en términos de sostenibilidad.

A esto hay que sumar la disponibilidad regional: a diferencia de la madera, la hierba también está ampliamente disponible en países como Alemania. Sobre todo, permite aprovechar el heno que es inutilizable para la ganadería y las zonas compensatorias agrícolas, posibilitando así un uso más sostenible de este recurso.

La hierba también se distingue de otras materias primas utilizadas para la producción de papel por el escaso esfuerzo que requiere su cultivo y su cuidado. Para mantener una pradera verde, solo se necesita un espacio abierto, un suministro ocasional de nutrientes procedentes del estiércol y un riego rudimentario en verano. Esto se debe a la gran capacidad de regeneración de la hierba y a su enorme resistencia, que desafía incluso las condiciones meteorológicas extremas.

La única nota amarga es que, por desgracia, hasta a la fecha solo es posible producir papel con un contenido de hierba del 30%. ¿Por qué? Porque un mayor contenido de hierba requeriría el uso de más aditivos y productos químicos para conseguir los mismos resultados que con el papel a base de madera. Esto afectaría en gran medida a la sostenibilidad del material, por lo que será necesario continuar la investigación en este campo. En cualquier caso, estamos seguros de que los antiguos egipcios tampoco inventaron los rollos de papiro en un solo día. Hasta entonces, ya sabes, ¡cuánto más sostenible, mejor!