Climáticamente neutral
Material sostenible
Envío gratuito a partir de 200 €
Pedido de muestras

Consejos y trucos para tu food truck

Los food trucks están conquistando las calles con sus múltiples ofertas culinarias. Los orígenes del boom mundial se remontan a Asia. En pequeños puestos ambulantes sobre ruedas, los cocineros venden su propia comida a personas en las grandes ciudades asiáticas, de forma rápida y sencilla. Mientras tanto, los food trucks se han convertido en una parte integral de la cultura gastronómica urbana. ¿Quieres comprar un food truck y montar tu propio negocio? Hemos elaborado un resumen de consejos y trucos para ti. Crear un plan de negocio 

Crear un plan de negocio

La creación de una empresa propia cuesta mucho dinero y tiempo. Comprar un food truck no sale nada barato, dependiendo del estado en que se encuentre. Por lo tanto, es imprescindible crear un plan de negocio para convencer a los bancos u otras posibles fuentes de financiación de concepto. Presenta tu empresa: la atención se centra, por supuesto, en el producto correspondiente. Si quieres vender patatas fritas, explica qué hace que tus patatas sean tan especiales y por qué destacan entre el resto de patatas. Convence con un análisis del mercado y de la ubicación, así como con tu competente equipo. Presenta las previsiones de facturación y las necesidades de capital. Las cifras del plan financiero son las que más interesan a los posibles financiadores. Y en toda la euforia, no puede faltar una evaluación de riesgos.

Permisos, permisos, permisos

¿Has comprado un food truck y quieres empezar a trabajar ya mismo? Por desgracia, no es tan sencillo. En primer lugar, la buena noticia: no necesitas ninguna formación específica para abrir un food truck. La experiencia en el sector gastronómico es, por supuesto, una ventaja. Sin embargo, necesitas multitud de papeles y permisos. Se necesita una licencia comercial para restaurantes y camiones de comida / food trucks. También es obligatoria una licencia para vender bebidas alcohólicas, en caso de que quieras venderlas. Incluso se requiere un certificado del registro de antecedentes penales. Asimismo, se requiere una solicitud para la restauración al aire libre, así como para estar parado en lugares públicos. Lo que a priori suena mundano: ¿se puede conducir el food truck? El permiso de conducir normal (clase B) es válido para vehículos con remolque y un peso total de 3,5 toneladas. Si el peso es superior, se requiere un permiso de conducir C1.

Respetar las normas de higiene

Siempre que se trata de alimentos, las medidas de higiene son más estrictas. Debes presentar un certificado de salud y una instrucción de higiene. Además, es obligatorio asistir a un curso de formación en higiene alimentaria, así como a un curso de instrucción en relación con la ley de protección de la contra infecciones. Puedes obtener todo esto en la oficina de sanidad (Gesundheitsamt). Tus empleados también tienen que encargarse de esto. Las cosas básicas, como la estricta separación de los alimentos y los utensilios de limpieza, así como la limpieza diaria de los grifos y los aparatos de cocina, son evidentemente esenciales.

Seguros

Para estar cubierto en caso de daños, deberías contratar los seguros pertinentes. Además del seguro de accidentes, deberías contratar un seguro de responsabilidad civil profesional. El seguro del vehículo es más que aconsejable, pues, al fin y al cabo, no puedes trabajar sin tu truck. Los productos también deberían estar asegurados directamente. Esto causa una buena impresión en el plan de negocios, ya que estás cubierto en caso de daños.

¿Qué quieres ofrecer?

Ya sea una comida completa para el almuerzo o un rico snack para entre horas, los food trucks satisfacen cualquier hambre. Tú decides en qué quieres especializarte. Puede tratarse de un plato específico, como de hamburguesas o helados. También tiene la opción de centrarse en la cocina típica de un país. Slow food local, fast food clásica o street food exótica: destaca entre tus competidores. Nunca consideres tu menú como algo fijo, sino como algo flexible y variable. Responde a las críticas y a los deseos de los clientes, porque ellos deciden si vuelven o no. Ponte a prueba y oferta diferentes menús para ofrecer variedad a tus clientes.

Diseño corporativo

El truck es tu empresa sobre cuatro ruedas. Por ello, es importante que su aspecto esté siempre bien cuidado. Un truck sucio no atraerá a los clientes. Los pequeños detalles marcan la diferencia. No te conformes con escribir los precios en la pizarra: conviértela en una obra de arte decorativa. Pinturas chillonas o una iluminación llamativa: hay muchas maneras de hacer que el truck parezca lo más «apetitoso» posible. Tu food truck debe ser único para destacar entre la multitud. Un diseño corporativo garantiza el valor de reconocimiento. Llevad camisetas con el logotipo de la empresa en el food truck e imprimidlo también en los envases.  Nosotros nos ocuparemos encantados de esta tarea. Los envases individualizados tienen un aspecto más profesional y permanecen en la memoria de la gente. En el mejor de los casos, tu food truck se convertirá en una marca propia. Dejando a un lado el aspecto exterior, las inspecciones y el mantenimiento regulares son, por supuesto, obligatorios para cumplir los requisitos técnicos.

Empleados fiables

Trabajar en un food truck suele ser agotador. Hay que cocinar, preparar, servir y vender en un espacio muy reducido. Por ello, es aún más importante que tus empleados mantengan siempre la cabeza fría y sean amables, aunque haya un cliente difícil delante del mostrador o haya mucha prisa. Además, el espacio de trabajo en un food truck es muy limitado. Por lo tanto, equipa tu food truck de la forma más eficiente posible para no perder espacio. La rutina también es determinando durante la preparación de los alimentos, para que todos encajen y los empleados no se obstaculicen entre sí.

Crear una gestión del tiempo

Para evitar largos tiempos de espera, la gestión del tiempo debe ser correcta. Muchos trabajadores van a los food trucks durante su pausa para comer, por lo que su tiempo es limitado. La preparación adecuada es determinante. Las verduras deben estar ya cortadas y los procesos deben ser rutinarios. Cuando el food truck no está abierto para los clientes, también hay mucho que hacer. Al fin y al cabo, hay que comprar y preparar la comida, la limpieza es esencial y también hay que planificar el tiempo para la publicidad.

La ubicación correcta

Cuando se trata de la ubicación, lo principal es estar presente. La ventaja es, por supuesto, que el camión es móvil y puedes probar diferentes lugares. Lo mejor es que hagas un análisis de distintas ubicaciones. Directamente en el centro de la ciudad, frente a grandes complejos de oficinas o universidades: prueba dónde podrías atraer más clientes y vuelve allí. Por supuesto, hay que tener en cuenta las autorizaciones legales.

Marketing y publicidad

La gente está en línea todo el tiempo y en todas partes: aprovéchalo siendo activo en las redes sociales con tu negocio. Publica tus platos en Instagram que hagan que la gente quiera ver más. Informa a tus clientes sobre dónde de encuentras en ese momento. Anuncia con antelación menús nuevos o haz publicidad con promociones de precios para conectar aún más con tu comunidad. Es importante que programes el tiempo para tus publicaciones y no las hagas de pasada. La calidad siempre se resiente por ello. Dado que el bombo de los food trucks no cesa, también son muy populares en los eventos. En las fiestas privadas, como los cumpleaños o las bodas, el servicio de catering de los food trucks destaca absolutamente. En los festivales de food trucks, los aficionados a la cultura gastronómica también pueden probar distintas delicias. Aprovecha cada evento como publicidad para ti y tu negocio.

Consejos para el envasado de tus alimentos

Al vender desde un food truck, se necesita una gran cantidad de envases para llevar. Desde la prohibición de los plásticos de un solo uso (SUPD) de la UE, muchos operadores de food truck y bares han tenido que cambiar sus envases. Por ejemplo, los platos y cubiertos de plástico están totalmente prohibidos. En nuestra tienda encontrarás alternativas sostenibles y ecológicas sin afectar a la calidad de tus alimentos. Dependiendo de si los clientes quieren llevarse la comida o comerla directamente en el sitio, te proporcionamos la vajilla adecuada o los envases para llevar. Estos son aptos, por ejemplo, para alimentos calientes y grasos, y evitan los derrames. Se fabrican con caña de azúcar, papel y cartón, celulosa y bambú, entre otros materiales. Cajas especiales para hamburguesas, pizzas o menús, así como bandejas y cubiertos también forman parte de nuestra oferta. Si te interesa, estaremos encantados de enviarte muestras para tu truck como pequeña prueba.